CAPITULO II – ANTECEDENTES DE LAS OBRAS

CAPITULO II - ANTECEDENTES DE LAS OBRAS

Sección 1 - EL RIO MAGDALENA Y SU DESEMBOCADURA

Al estudiar la región del Litoral Atlántico en donde desemboca el Río Magdalena "en comparación con los vecinos sistemas de ríos que también desembocan en el Oceano Atlántico·, al Noroeste de la América del Sur" la Memoria presentada al Mi nisterio de Obras Públicas en el año de 1926 por la Julius Berger Konsortium trae la siguiente descripción geológica:

"Esta región de la costa está caracterizada por la existencia de varias formamaciones de bahía que avanzan más o menos tierra adentro. Al Oriente se encuentra el golfo de Maracaibo con el gran lago del mismo nombre; al oriente de la actual boca del Magdalena, la ciénaga de Santa Marta; luego sigue el pequeño golf o de Morrosquillo cerca de la boca del río Sinú y muy al Occidente el gran golfo de Urabá.

"Es natural buscar los motivos para la configuración de la costa cuya construcción, dadas las semejanzas en sus formas, debe atribuirse probablemente a motivos parecidos de la formación.-

"Hasta donde se conoce la construcción geológica de las regiones se sabe que estas son formaciones relativamente recientes, sobre todo depósitos aluviales de los sistemas de ríos que se forman entre las bocas actuales y algunas serranías más antiguas.-

"La formación de esta llanura, que es como un relleno de aluviones, continuó de Sur a Norte y por tanto se desalojó la línea de la costa hacia el Norte, avanzando con respecto a su antigua posición que era un sitio donde hoy día es tierra firme; la región de la•costa, en su formación actual, pertenece a la categoría de las costas progresivas.-

CAPITULO II - ANTECEDENTES DE LAS OBRAS

Localización del delta correspondiente al Río Magdalena en 1780, y sobre él en puntos, las obras construidas hasta 1936. Sir Alexander Gibb & Partners . P. H. Thorne. (1936).

CAPITULO II - ANTECEDENTES DE LAS OBRAS

El Río Magdalena en el trayecto entre Barranqui­ lla y Bocas de Ceniza 1894-1911. Archivo Obras Bocas de Ceniza · Empocol.

"Este fenómeno fue acentuado por el levantamiento de la costa del cual hay pruebas terminantes en la existencia de calcáreas de coral de edad terciaria reciente en el borde actual de la zona costanera. La altura de esta montaña costanera formada por las calcáreas coralíferas, es de más de 200 metros. Como por la acción de varios fenómenos destructivos desapareció una parte importante de esta serranía, se puede suponer, con probabilidad de acierto, que el levantamiento de la costa a contar de la formación de las calcáreas, ha llegado por lo menos a esta cifra.-

"Si suponemos la actual región de la costa hundida unos pocos decámetros -porque no sabemos hasta qué punto del interior se extienda el levantamiento- es fácil imaginarnos la forma anterior del litoral, que debía comprender, por lo menos, todos los actuales cursos bajos de los ríos cuya desembocadura queda en esta zona. El relleno de los ríos y el levantamiento de la costa son. pues, los factores para la formación actual de la zona litoral.

"El proceso de colmataje de la costa antigua está en relación directa con los sistemas fluviales del terreno posterior. Menos adelantado está este proceso en el Golfo de Maracaibo, donde los ríos que allí desembocan, debido a su curso relativamente corto, no han podido aún rellenar una parte importante del golfo".-

"Más adelante está el colmataje én el golfo de Urabá, donde el río Atrato

"El mapa de Brun demuestra que en 1843 la Boca de Ceniza se había movido al oeste en dirección N. 53° O. de Barranquilla. El mapa de Mosquera, de 1849, representa en general las mismas formaciones en la desembocadura, que se hallan en los mapas de 1801 y 1817. La Boca de Río Viejo aparece situada al N. 36° E. de Barranquilla. Al oeste hay tres canales, Barra Nueva, N. 29º O.: Boca de Ceniza, N. 46º O. y una boca sin nombre en el Puerto de Sabanilla, probablemente el cegado Caño Piña, hoy laguna Mallorquín" .

"El mapa francés de 1878 no da sino la Boca de Ceniza, situada N. 17° 30' O de Barranquilla. El mapa de Haupt de 1907, la sitúa para entonces N. 20° O.: el mapa de Berger, 1915, indica que para aquella fecha la entrada del canal se había movido al oeste en dirección N. 28° O. y el mapa de Black , MacKenney and Stewart indica que ese movimiento ha continuad o, siendo la situación hoy N. 30° O.".-

"Entre los años de 1787 y 1843, la entrada principal se movió 90 grados hacia el oeste, llegando a ocupar la situación N. 53° O. de Barranquilla. De 1843 a 1878 cambió la situación al este 35° 30' llegando a ser N. 17° 30' O.: entre 1878 y 1920 volvió otra vez al oeste 13°. En todo el período de 1787 a 1920 los mapas indican cómo se ha ido formando el delta y la playa arenosa al este y oeste de Bocas de Ceniza.-"

Observa el Ingeniero Jorge Álvarez Lleras en su "Informe sobre los Proyectos de Bocas de Ceniza" rendido a la Sociedad Colombiana de Ingenieros en Mayo 27 de 1925, que "como regla general se puede decir que la Desembocadura del Río Magdalena tiende a desalojarse hacia el Oeste, con la circunstancia de que toda la costa experimenta la acción combinada de las olas y el viento en igual sentido", correspondiendo tal desalojamiento a "la tendencia frecuente que se observa en los ríos que corren en dirección general paralela a los meridianos, de desviarse hacia el Oeste cuando corren de Sur a Norte en el Hemisferio Boreal o de Norte a Sur en el Austral".-

"Por acciones naturales -agrega el Ingeniero Álvarez Lleras- el Río Magdalena ha tenido que abandonar la porción oriental del Delta por él formado, entre Bocas de Ceniza y los acantilados de la Sierra Nevada de Santa Marta, corriéndose hacia el occidente en un proceso explicado por la Mecánica".

CAPITULO II – ANTECEDENTES DE LAS OBRAS

Print Friendly, PDF & Email