CAPITULO II – Sec2 – Navegación Inicial a través de Bocas de Ceniza

CAPITULO II - ANTECEDENTES DE LAS OBRAS

Sección 1 - NAVEGACIÓN INICIAL A TRAVÉS DE BOCAS DE CENIZA

Rodrigo de Bastidas, en su viaje de exploración de las costas del Mar Caribe· en Marzo de 1.501, descubrió la desembocadura de un río, al cual puso por nombre de "Magdalena", por haber correspondido el día del descubrimiento con el de Santa María Magdalena.

Generalmente se afirma que los Indígenas le daban el nombre de "Kariguana"; pero en la Memoria de Julius Berger se anota "que el nombre indígena, hallado posteriormente por otros exploradores (distintos de Bastidas) era el de "Juma"· y probablemente se designaba con él al bajo río solamente".-

Correspondió a Jerónimo de Melo en 1.532, intentar con éxito la entrada por las Bocas del Río Magdalena, "cuyas aguas enturbiaban a largas distancias de la costa las del océano", hecho del cual se deriva el nombre de "Bocas de Ceniza".

Descubierta años después la comunicación con el mar por los caños de Ciénaga, no registra la historia incidente especial alguno de la navegación por las Bocas hasta 1824, cuando al iniciarse la navegación fluvial con buques a vapor se despertó el interés por habilitar a Sabanilla como Puerto Marítimo y comunicarse con él por el Caño de la Piña, lo que finalmente se logró en el año de 1849.-

En relación a la Navegación Marítima inicial por la Desembocadura del Río Magdalena y a las dificultades con que se realizaba, vale la pena transcribir a continuación, por cuanto constituye un valiosísimo testimonio, parte del Informe del Ingeniero Francisco J. Cisneros, escrito con motivo de la Prolongación del FF. CC. que unía a Puerto Salgar con Barranquilla hasta Puerto Colombia.-

CAPITULO II - Sec2 - Navegación Inicial a través de Bocas de Ceniza

Costa del Caribe entre Isla de los Gómez y Morro Hermoso en 1843. Archivo Obras de bocas de Ceniza - Empocol.

"Desde hace muchos años los habitantes de Barranquilla han anhelado por el establecimiento regular de la navegación de dichas Bocas (de Ceniza) hasta frente a aquella ciudad. De 1877 a 1883 entraron por las bocas 106 buques de vapor con 86.024 toneladas de registro, y 449 buques de vela con 76.637 toneladas, equivalentes a 15 vapores y 64 veleros, ó 23.238 toneladas por año".

"En 1884 no entró buque de vapor alguno. En 1885 entró úno; y desde 1884 hasta 1885 inclusive. Entraron 28 buques de vela, con registro total de 5.564 toneladas. En el presente año han entrado dos o tres veleros y cuatro vapores, que han transportado en conjunto 2.261 toneladas".

"De lo dicho se deducen estas dos conclusiones: Primera, que hace diez y nueve años hubo quienes acometieran formalmente la navegación por las Bocas de Ceniza, puesto que la sostuvieron por siete años, y que en dicho tiempo entraron por ellas 106 buques de vapor y 449 de vela, con un registro de 162.661 toneladas en con junto. Segunda, que el comercio de Colombia por los puertos de Barranquilla y Cartagena con el Exterior fue de 92.678 toneladas".-

"En el libro titulado "La Navegación del Golfo de México y Mar Caribe que ha publicado la Oficina Hidrográfica del Departamento de Marina de Washington, Volumen 2o. de la 3a. Edición, se lee lo siguiente:

"En la época más favorable del año, la profundidad de la Barra (de Boca, de Ceniza) no es mayor de 16 pies. Sondeos practicados en agosto de 1.888 no demuestran sino 13 a 14 pies en solo un ancho de 100 pies. El canal principal cambia de posición y de profundidad constantemente. En los últimos diez años se han perdido, al cruzar la barra ya de ida o ya de regreso, como el 25 % de los buques de vela que lo han intentado".

CAPITULO II - Sec2 - Navegación Inicial a través de Bocas de Ceniza

Esquema informativo que muestra el trayecto del Río, desde Barranquilla hasta el Mar Caribe. Tomado del "Mapa Ilustrativo del Proyecto de apertura del canal de la Boca de Ceniza",por A. L. Armenta (1924).

"La autoridad citada es imparcial -anota a continuación el Ingeniero Cisneros- y su competencia está fuera de duda. Además los experimentos hechos confirman la exactitud de este informe".-

"En los años de 1.877 a 1.883 hubo grande entusiasmo por la navegación de las Bocas. Entraron entonces hasta Barranquilla vapores de la línea Atlas, de la Mala Rea l, de las Líneas de Liverpool, y no sé si de alguna otra Compañía".-

"Todas desistieron del propósito después de haber experimentado reveses más o me nos graves. Cesaron desde entonces de pasar por las Bocas los vapores grandes de la línea Atlas. La dic ha Compañía cambió de plan, dedicando a ese tráfico dos vapores de pequeño calado: El Aven y el Arden, a los cuales se transbordaban en Kingston (Jamaica) los pasajeros y la carga que venían para Barranquilla."

"Más tarde, alarmada la Compañía por los peligros a que exponía a sus servidores, y también, por las pérdidas que había sufrido en el segundo ensayo, renunció por completo a navegar las Bocas de Ceniza. El experimento hecho por la Compañía Atlas es el más importante y concluyente de todos los ejecutados por las diversas compañías que visitaron, el puerto de Barranquilla en ese tiempo, para que nada faltara".-

"Recordamos que dicha Compañía Atlas estableció un remolcador y cuatro bongos para hacer fácil y rápida y barata la descarga y carga de los vapores en Barranquilla, y que, a pesar Je todo. Se vio obligada a abandonar la empresa".-

"En aquella época llegó a tener el canal 19 pies de profundidad, porque, en virtud del obstáculo que interpuso :-n el cauce un buque perdido, la corriente se abrió camino trozando en dos la isla Gómez y estableciendo temporalmente el dicho canal. Cinco ali.o s bastaron para restablecer la barra a su antiguo estado".-

"A la sazón, el Servicio de Bongos entre Salgar y Nisperal dejaba mucho que desear y con empeño se buscaba algo mejor que el Ferrocarril de Bolívar para comunicar el mar con Barranquilla. Más tarde la Construcción del Muelle ha satisfecho las necesidades y las Compañías de vapores que visitan a Puerto Colombia no solicitan nada mejor. Ninguna de ellas, que yo sepa, apoya el movimiento actual en favor de la navegación por las Bocas de Ceniza".-

Concluye Cisneros su informe en los siguientes términos: "Si, pues, la navegación de las Bocas de Ceniza en su estado actual apareja grandes peligros y no ofrece el estímulo de ganancias a que aspiran los que han acometido la empresa -a pesar de todo lo publicado a favor de ella y de todo lo prometido al público por esa vía - no merece el asunto ser tomado en serio por los vapores del Atlántico ni por lo Ferrocarriles de Cartagena y Barranquilla".-

La construcción del Muelle de Puerto Colombia, realizada por iniciativa del Ingenie ro ·Francisco J. Cisneros, en el año de 1.893, tuvo como consecuencia el abandono de la vía de Bocas de Ceniza y el aplazamiento de toda gestión para su habilitación al Comercio Marítimo Internacional, movimiento este que se inició en el año de 1.872.

 
CAPITULO II - Sec2 - Navegación Inicial a través de Bocas de Ceniza

CAPITULO II – Sec2 – Navegación Inicial a través de Bocas de Ceniza

Print Friendly, PDF & Email